Termaleando en Ourense todo el año

Por Ferran Martínez Aira

Termalear en la ciudad del oro todos los días del año es un privilegio que disfrutan lugareños y turistas que visitan la ciudad que bautizaron los romanos cuando encontraron el más preciado de los metales. Aprovechando que mi hijo Àlex celebraba el pasado lunes su cumpleaños en Santiago de Compostela, donde ha fijado su residencia desde hace unos meses, nos subimos al tren de alta velocidad. En 35 minutos llegamos a Ourense. Caminando un cuarto de hora nos plantamos en Praza Maior. A escasos metros  y mientras se contempla el casco histórico ya podemos tomar nuestro primer bañito relajante en As Burgas, una piscina de 200 metros cuadrados de agua termal a una temperatura de 67º c.

 

Nuestra sorpresa fue descubrir que desde la misma Praza Maior sale un trenecillo que nos transportó (85 céntimos) siguiendo el cauce del Miño a las distintas estaciones termales en las afueras de la ciudad con parada final en el magnífico complejo de Canedo-Outariz, abierto gratuitamente a todos los mayores de 5 años. Un paraíso termal, también privado, aunque sus tarifas apenas sobrepasan los cinco euros. La Estación Termal de Outariz y Canedo dispone de numerosas pozas interiores y exteriores organizadas en dos circuitos: el Zen y el Celta.

El agua helada es un contraste que hay que probar tras relajarse primero a unos 45º C. Cabe resaltar que las piscinas públicas presentan una imagen impecable en cuanto a limpieza y normas, que aunque cueste creeerlo, los bañistas respetan escrupulosamente. No está permitido pic-nic ni tomar fotografías . Hay vestuarios para cambiarse y los accesos son peatonales. El parking para los coches está al otro lado del río.

Las termas de Muiño Da Veiga, construidas al pie de un antiguo molino de agua, son públicas y están muy cerquita del río. Las cinco piscinas están alimentadas por alguno de los manantiales con mayor temperatura de la península: 72º C.

Si no queremos tomar ni el trenecillo ni nuestro vehículo particular, un paseo de unos 20 minutos desde el centro de la ciudad nos situará en A Chavasqueria, un conjunto de pequeñas piscinas naturales al aire libre adaptadas al baño (40ºC).

En la parte privada nos ofrecen un circuito lúdico-termal japonés inspirado por la cultura Onsen. Cuenta con un Roterburo (tres piscinas termales exteriores); Ofuro (baño interior de piedra a 39ºC.). Templarium (sauna zen de piedra y pizarra a 70º de humedad y Sudarium (sauna japonesa de piedra y madera con 85º de humedad).

Durante el recorrido nos encontraremos con las fuentes de O Tinteiro, muy popular en Ourense por las propiedades beneficiosas de sus aguas (45ºC) para la piel y la fuente de Reza (32ºC) con características muy similares a la del O Tinteiro

Los baños termales abren el apetito. En la terraza-bar de A Chavasqueira sirven unas exquisitas tostas de salmón y queso fresco o de ventresca con pimientos (3,90 euros)

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s