El pueblo con el aire más limpio de Europa está en El Bierzo (La Faba)

Por Ferran Martínez-Aira

En La Faba, situada en El Bierzo leonés que saluda a Galicia, presumimos de vivir en el pueblo con el aire más limpio de Europa. Y que venga alguien a llevarnos la contraria que les enseñaremos también como los castaños hablan todas las lenguas del mundo. No en vano por La Faba transcurre El Camino de Santiago en uno de los paisajes más bellos de la ruta, cuando todavía debes peregrinar 158 kilómetros hasta alcanzar el éxtasis en la Plaza del Obradoiro.

Hoy es 17 de junio. Son las tres de la tarde y el termómetro señala 14 grados. El próximo domingo, a la misma hora, están previstos los 23 celsius pero seguirá siendo igual de paradisíaco pasear por La Faba escuchando el trino de los pájaros, viendo como asoman las cerezas o asistiendo impávidos al nacimiento de algún ternero.

El albergue de peregrinos, junto a la Iglesia renacentista-barroca de los siglos XVI y XVIII,  está todavía cerrado por culpa del tiranovirus, aunque no tardarán en ofrecer hospedaje. Si quieres dormir un poco más cómodo deberás caminar un par de kilómetros hasta La Laguna, último pueblo de la provincia de León y preguntar por La Escuela, donde además desayunarás como un rey, comerás como un príncipe y cenarás de rechupete, siempre con productos de la tierra berciana.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cuando en “Jardins del doctor Pla Armengol” se descubrió la vacuna de la tuberculosis

Por Ferran Martínez-Aira

Muchos barceloneses hemos descubierto a dos pasos del Hospital de Sant Pau, que poco antes de decretarse el estado de alarma por el tiranovirus se abrieron al público ELS JARDINS DEL DOCTOR PLA ARMENGOL, especialista en bacteriología y enfermedades infecciosas y descubridor de la vacuna de la tuberculosis. Tras la Guerra Civil, Ramón Pla Armengol se exilió en México, donde fundó Ediciones Minerva y la Bolsa del Médico Catalán. Regresó a Barcelona en 1948.

Los actuales jardines se corresponden con la finca del antiguo Instituto Ravetllat-Pla. Fundado en 1919, que tuvo su primera sede en Salt (Girona) localidad natal del doctor Ravetllat, hasta que a la muerte de éste en 1923 se trasladó a Barcelona. En la Ciudad Condal tuvo varias sedes, hasta que en 1927 el doctor Pla Armengol adquirió una finca del Guinardó, conocida como Los Seminarios o Casa Fitona, y encomendó al arquitecto Adolf Florensa la construcción de la casa y el diseño de los jardines, que finalizó en 1930.

Pla y Ravetllat investigaron la etiopatogenia de la tuberculosis y desarrollaron una teoría no avalada por las instituciones médicas oficiales, basada en los caballos que tenían en la finca. Crearon dos productos contra la tuberculosis, el suero y la hemoantitoxina Ravetllat-Pla, llamados popularmente «sangre de caballo». Ante la falta de respaldo oficial fabricaron y comercializaron estos productos de forma privada. Durante la Guerra Civil la casa sirvió de refugio para el Gobierno Vasco en el exilio.

 

Desde 1940 se hizo cargo de la institución Núria Pla Monseny (1916-2011), hija del doctor Pla y fundadora de la Fundación Ramon Pla i Armengol. Continuó con la actividad del laboratorio hasta 1980. En 1989, con la apertura de la Ronda del Guinardó, que afectó a parte de la finca, donó la misma al Ayuntamiento de la Ciudad, cuya cesión se haría efectiva tras su fallecimiento. En 2009 donó el archivo del Instituto a la Unidad de Historia de la Medicina de la UAB. Fallecida en 2011 sin descendencia, poco antes de su fallecimiento, Núria redactó un nuevo testamento, legando su patrimonio a la Fundación Pla i Armengol.

Tras un litigio entre el Ayuntamiento y la Fundación, en 2015 se acordó crear un museo con la colección de la doctora —compuesto por 800 piezas de mobiliario, pintura, escultura y orfebrería— gestionado por la Fundación bajo la titularidad del consistorio, que se puede visitar gratuitamente.

Los jardines fueron inaugurados el 15 de diciembre del pasado año tras una rehabilitación que conllevó un coste de 8,6 millones de euros. Este pequeño gran paraíso será una pieza clave del corredor verde Ciutadella-Collserola, un proyecto que pretende comunicar diversos espacios verdes de la ciudad para conectar mar y montaña y facilitar la migración de la flora y la fauna entre los distintos espacios naturales del entorno urbano.

Los jardines tienen una extensión de 36 718 m². Su centro neurálgico es la casa y jardines novecentistas del antiguo Instituto Ravetllat-Pla, que incluía un conjunto de esculturas repartidas por los jardines, albercas y pérgolas. Tras la rehabilitación del conjunto se incluyeron además una zona infantil, un anfiteatro, un mirador, un Centro de Trabajo de Parques y Jardines, unos huertos urbanos, balsas con sustratos naturales y diversas piezas de mobiliario urbano: 55 bancos, 40 sillas y 16 piedras para sentarse en el sotobosque.

El espacio se estructura en tres sectores diferenciados: el jardín novecentista; la zona de los antiguos establos, donde se ha instalado un anfiteatro, una plaza verde, un mirador y una zona de juegos infantiles; y el espacio sureste, donde se encuentran los huertos urbanos y los espacios para la promoción de la biodiversidad de acceso restringido.

Del jardín novecentista cabe remarcar el conjunto de esculturas que lo jalonan, del que descuella la Fuente de la Venus de Fréjus, diseñada por Adolf Florensa en 1930. Presenta un pequeño estanque polilobulado y edículo con un nicho central con la escultura de Venus y rematado por un frontón con una concha, así como dos alas laterales de forma cóncava y rematadas con volutas y jarrones de piedra, separadas del cuerpo central por columnas fajadas. La estatua de Venus es una copia de la Venus de Fréjus (Museo del Louvre) un estilo derivado de Fidias, probablemente del escultor Calímaco.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Con mascarilla en bodas, bautizos, comuniones y entierros

Por Ferran Martínez-Aira

Tradicionalmente en nuestro país, estas son fechas de bodas, bautizos y comuniones. Las normas dictadas por la Conferencia Episcopal desde la llegada al templo se deben llevar a cabo escrupulosamente. LA DESESCALADA limita al 30% el aforo de las iglesias para celebración de BBC, entierros y misas. Varias personas responsables son las encargadas de organizar la entrada y controlar que se cumpla el límite de ocupación de un tercio.

Los voluntarios se encargan también de ofrecerles a los fieles el gel hidroalcohólico u otro desinfectante similar a la entrada y salida de la iglesia, así como de aclararles cualquier duda sobre su distribución en los bancos, señalizados para indicar qué sitios han de ser ocupados y cuáles no.

No hay coros, ni agua bendita ni saludo de la paz con contacto. Y, aunque se establece que los fieles usen mascarilla, uno de los momentos de más riesgo acontece cuando se va a recibir el sacramento de la comunión, en el que quienes estén en la fila deben guardar una distancia de, al menos, 1,5 metros para comulgar en la mano, habiéndose quitado previamente los guantes si los llevasen.

Será un instante en el que reinará también el mutismo, porque el diálogo de la comunión, normalmente individual (‘El Cuerpo de Cristo’, ‘Amén’), se pronuncia de forma colectiva después de la respuesta ‘Señor, no soy digno…’, la eucaristía será distribuída en silencio.

Además, la colecta está ahora habilitada en la salida, donde se coloca el cestillo, y no en el ofertorio. Los voluntarios evitan que se formen corrillos. Normas todas ellas que son también de aplicación en los funerales.

Desde la semana pasada se puede celebrar la misa exequial con el féretro en la iglesia, a excepción de los fallecidos por coronavirus, aunque no se permiten las procesiones fuera de los templos ni concentraciones masivas por razón de fiestas,  funerales y aniversarios.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cuando el lenguaje de los chimpancés se asimila al habla humana

Por Ferran Martínez-Aira

Si hace unos días leíamos que los animales recurren a las matemáticas en su peregrinar por la naturaliza, hoy nuestros protagonistas son los chimpancés. Según un estudio publicado en la revista Biology Letters, los investigadores han descubierto que el ritmo de los golpes de labios de los primates exhiben una firma similar al habla humana, sin duda un avance gigante hacia una posible solución al rompecabezas de la evolución del habla.

“Unos resultados que demuestran que el lenguaje hablado se unió dentro de nuestro linaje ancestral utilizando ‘ingredientes’ que ya estaban disponibles y en uso por otros primates y homínidos”, teoriza Adriano

l igual que en todos y cada uno de los idiomas del mundo, los labios de mono han mostrado previamente un ritmo de aproximadamente cinco ciclos por segundo. Este ritmo exacto se había identificado en otras especies de primates, incluida en el canto del gibón y las llamadas del orangután. Sin embargo, no había evidencias de simios africanos, como gorilas, bonobos o chimpancés, que están mucho más relacionados con la especie humana, lo que dejó la teoría en ‘standby’ por no tener la suficiente plausibilidad.

 

Ahora, el equipo de investigadores, que ha utilizado datos de cuatro poblaciones de chimpancés, ha confirmado que estos también producen señales con la boca a un ritmo similar al del habla. Los hallazgos muestran que es probable que estas señales sean el primer eslabón de la evolución del habla humana. Demostrando así que la evolución recicló estos movimientos primitivos en el sistema vocal que algún día se convertiría en habla.

Los científicos investigaron el ritmo de los golpes de labios de los chimpancés, producidos por individuos mientras acicalan a otros miembros del grupo. Descubrieron que los chimpancés producen golpes de labios a un ritmo promedio similar al habla de 4.15 Hercios (unidad de medida de la frecuencia).

“Estos resultados evidencian nuestra ignorancia y nuestra gran subestimación de las capacidades vocales y cognitivas de nuestros primos simios. Lo que disipa gran parte del enigma científico que ha representado hasta ahora la evolución del lenguaje. También evidencia nuestra ignorancia y nuestra gran subestimación de las capacidades vocales y cognitivas de nuestros primos simios”, argumenta Lameira.

Los investigadores utilizaron datos de dos poblaciones en cautiverio y dos salvajes. Se realizaron grabaciones de video en el zoológico de Edimburgo y el zoológico de Leipzig. También grabaciones de dos comunidades salvajes situadas en Kanyawara y Waibira, en Uganda.

”Encontramos diferencias en el ritmo entre las poblaciones de chimpancés, lo que sugiere que estas no son las señales automáticas y estereotipadas tan frecuentemente atribuidas a nuestros primos simios. En cambio, al igual que en los humanos, deberíamos comenzar a considerar seriamente las diferencias individuales, las convenciones sociales y los factores ambientales que pueden jugar un papel en cómo los chimpancés se involucran en una ‘conversación’ entre ellos”, razona Adriano.

Los científicos seguirán con este estudio para encontrar nuevas pistas que esclarezcan aún más la evolución del habla. “Ahora se trata de convencer al poder político y social para preservar estas preciosas poblaciones en la naturaleza y continuar permitiendo a los investigadores mirar más allá”, sostiene Adriano Lameira, fascinado por el lenguaje de estos primates parlanchines y evocando el recuerdo de su colega Dian Fossey, asesinada en Ruanda en 1985, cuando trabajaba para la Nacional Geographic centrada en la vida de los gorilas. Por cierto, un crimen que 35 años después sigue sin resolverse.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Siempre nos quedará Les Grands Buffets de Narbonne

Por Ferran Martínez-Aira

El tiranovirus se llevará el ‘buffet’ y traerá la recepción digital a los hoteles. Estos son algunos cambios con los que los establecimientos intentan adaptarse a la situación creada por la Covid-19, algunos de los cuales han llegado para quedarse, mientras que otros son provisionales hasta que se controle el virus.

Uno de los grandes damnificados por el coronavirus va a ser el ‘buffet’ de los hoteles, ya que no sería agradable ni recomendable ver a gente pululando delante de la comida, aunque lleven mascarilla y guantes.

Volveremos al desayuno continental, así como a un importante aumento de las comidas en las habitaciones, donde el cliente estará más tranquilo y sin contacto con nadie.

A la vez, habrá que optar por procesos más simples a la hora de elaborar los almuerzos y dejar de lado la moderna cocina de fusión, que requiere muchos pasos de elaboración, y volver a la comida tradicional, aunque sea provisionalmente, ya que en cuanto volvamos a tener una situación sanitaria adecuada, el ‘buffet’ se restablecerá como otros servicios reinventados a la fuerza temporalmente.

Otra de las novedades tras la pandemia será la recepción de los hoteles, que se digitalizará y, en muchos casos, hará innecesario el mostrador físico de toda la vida. Ya hay aplicaciones móviles que permiten hacer el ‘check-in’ a distancia, de tal manera que cuando el cliente llega al hotel ya está registrado y con la habitación asignada.

Con solo acercar el móvil, que contendrá la tarjeta digital del hotel, el turista no necesitará tocar ningún botón en el ascensor ni tampoco en la puerta de la habitación, siempre y cuando todo esté adaptado al sistema. Incluso hay aplicaciones que permiten hacer el pedido y el pago en el restaurante del hotel sin que venga ningún camarero y solo se establezca una cierta cercanía a la hora de traer la comida.

En China todo el mundo lleva en su móvil una especie de código de barras, que te dice si puedes entrar o no en los establecimientos o tienes que quedarte en casa, aunque este tipo de control es más difícil de establecer en países como el nuestro.

De cara a los estándares del limpieza de los hoteles españoles no tienen nada que envidiar a los de ningún país del mundo, a la hora de reabrir los establecimientos se aplicarán protocolos de limpieza especiales, como la utilización de material de un solo uso o de productos para eliminar bacterias.

Además, las sábanas que se reciben de las lavanderías industriales, en lugar de venir en paquetes de 50, deberán venir en juegos individuales plastificados y todos los establecimientos dispondrán de mascarillas, hidrogel y guantes, además los directivos exigirán seguridad extrema a sus proveedores.

Sin embargo, se espera que a finales de la temporada estival, si el virus está controlado, empiece a haber cierta normalidad en el sector. Los hoteles apostarán de nuevo por el buffet, especialmente en el desayuno, mientras que nuestro buen amigo Louis Privat, director desde 1989 de Les Grands Buffets de Narbonne, uno de los mejores  palacios-buffets  del planeta, se reinventará para recibir a los 800 clientes diarios en su faraónica mansión gastronómica, con comedor estival diseñado por Catherine Deneuve y donde por menos de 40 euros los carpantas de los cinco continentes se dan un homenaje de los que hacen época. Ver para creer y a dos horas en AVE desde Barcelona.

Algunos de los cambios que ha traído el coronavirus han venido para quedarse, pero otros muchos se irán diluyendo a medida que se controle el virus, exista una vacuna o las restricciones sanitarias se levanten. En cualquier caso siempre nos quedará Les Grands Buffetts, respetando “oh la la” la normativa impuesta por el Gobierno Macron.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cuando las bicis se están vendiendo como el papel higiénico

Por Ferran Martínez-Aira

Si papel higiénico volaba de las grandes superficies durante los primeros días del estado de alarma, ahora le toca el turno a las bicis. ¿Hasta qué punto el inicio del desconfinamiento en España ha supuesto una explosión en el interés por la bicicleta?. Los profesionales del sector confirman un considerable aumento de ventas en las últimas semanas del vehículo de dos ruedas que inventó el francés Pierre Michaux en 1839.

 Juan Ochoa, propietario de Bicimanía, tienda especializada en bicicleta de montaña, asegura que “Hemos vivido una primera semana de locura. Tenemos cuatro o cinco líneas que han estado echando fuego todos los días, a todas las horas en que estábamos abiertos. No pasaban tres minutos sin una llamada. Y todos buscando bicis de primer precio”.

“Hemos notado una auténtica explosión. La gente estaba con unas ganas tremendas y la demanda también ha sido de taller, aparte de compra”, confirma Javier Lumbreras, propietario de Calmera, una de las tiendas de mayor solera. “Ha superado lo normal, se ha notado tanto en bicis de ocio como de transporte, todos los ámbitos. Tenemos un público que no se había planteado la bici y ahora se ha comprado una como medio de transporte o la han rescatado del trastero. Luego hay un publico habitual que tiene mayores ganas todavía de disfrutar”, apunta. “También ha crecido la entrada en taller de bicicleta usada, de gente que tenía la bici guardada y sin usar, que la ha rescatado tanto para el deporte como desplazamiento. Ha crecido en las dos vertientes”.

Pero no solamente ha crecido el interés con las tiendas abiertas (mediante cita previa). Probikeike es una de las más reconocidas del sector. Sus amplias instalaciones de más de 2000m2 no podían ser aún abiertas. Sin embargo, el fenómeno está siendo el mismo. “El taller ha crecido mucho, pero el comercio a través de Internet es una locura, la demanda ha aumentado como nunca. Ha ido funcionando durante estos dos meses, pero estos últimos días la diferencia ha sido bestial en la tienda electrónica. Pensábamos que iba a ser demanda de ocio, pero tenemos mucha demanda de primeros precios de bicicleta de montaña. Desde 400 euros y 3.000 euros, este está siendo el rango de precio medio” explica su responsable, Pere Cahué.

De “tromba postconfinamiento” califica el fenómeno Juan José Aparacio, propietario de Golpe de Pedal. “Pero también es cierto que los bolsillos están jorobados y no se venden gamas altas” explica sobre la fuerte demanda de la bicicleta económica. “Hay un boom porque la gente se ha tirado a la calle con bicis de supermercado, pero que ahora las quieren arreglar”. A pesar del auge, no siempre la nueva situación es fácil para las tiendas recién abiertas. ”Es mejor tener la persiana bajada según qué trabajos, pero hay mucha gente que no es del mundillo, que hace difícil responder a la demanda. Hay que rogar al cliente que pidan citas, porque nos encontramos un porcentaje muy grande que se presenta a puerta fría y te ponen en un brete. No te puedes convertir en el cómplice del mal hacer que muchos no se toman en serio. Nosotros intetamos cumplir pero necesitamos que la gente cumpla las normas”.

Desde Mammoth, otra importante cadena de tiendas, Miguel Rodríguez confirma esta fiebre por aquirir una bici o poner a punto la que teníamos olvidada en el trastero. “Hay mucha demanda de taller, porque mucha gente ha descubierto o redescubierto la bici, tanto como elemento de ocio y deporte como de medio de transporte, y han sacado bicis que llevaban meses o años sin usar” ¿Qué tipo de bicicleta y cliente está adquiriendo o pidiendo información de bicicletas? ¿Ocio, transporte…? “El mayor aumento de demanda se ha producido en bicis infantiles y en bicis de adulto de menos de 1.000 euros. Aún es pronto para sacar conclusiones sobre el uso que se dará a estas bicis, pero todo parece indicar que, tras esta crisis, la bici saldrá reforzada como medio de transporte urbano y se verá cuando se vaya recuperando la actividad en todos los ámbitos”.

¿Hasta qué punto será esta una tendencia puntual, fruto del desahogo, o una visión más amplia ante la nueva realidad del coronavirus? “Estoy seguro que este fenómeno que estamos viviendo en el sector viene para quedarse. No sé si un diez o un veinte. Porque habrá gente que montando en bici piensa que puede ser más feliz, que puede guardar la distancia social, y el tema del medio ambiente”, apunta Cahué, optimista ante el creciente peso específico de la bicicleta como modo de transporte en Barcelona, una ciudad ya de gran concienciación en este apartado.

El sector confirma así la vuelta de una gran cantidad de bicis de “trastero y de terraza”, del “ciclista ocasional”, como subraya Juan José Aparicio, y por tanto, bicis para revisión. Por ello, pedimos a los especialistas consejos básicos para quien se interesa ahora por la bici y estudia adquirirla. “Si ya se tiene bici, conviene antes de nada llevarlas a un taller para revisar elementos internos que no se ven, porque una bici arrinconada mucho tiempo tiene problemas. En general recomendamos revisar transmisión, frenos y cubiertas, aconseja Ochoa. “Incluso lubricantes, que ahora son muchos mejores que los aceites”.

rrem

“Aunque se piense que sea arrimar el ascua a la sardina, se aconseja acudir a una tienda especializada por el seguimiento. Y luego, un nivel de calidad mínimo que no le dé muchos problemas después… o que estos sean menores. Las bicis de 100 o 200 euros no las trabajamos porque son de baja calidad. Hay bicicletas dignas por 400 euros e incluso por menos. Luego, puedes entrar en otro segmento”, sugiere Lumbreras. “Muchas veces, cada cien euros que nos gastemos de más en una bici de 500 a 1000 repercuten en una mejora de calidad de componentes que se nota”, dice Ochoa. Para Aparicio, el producto ‘low cost’ no cubre unos mínimos, ni siquiera de seguridad: “Si hubiera control administrativo, muchas bicis que se comercializan en España no se podrían vender”. Y con las bicis eléctricas, que son un poco más complejas, el problema de falta de fiabilidad se puede agudizar. Lo mejor es ponerse en manos de profesionales, que les expliquen qué son como ciclistas, qué necesitan y así podemos recomendar a cada cual su cosa”. “No hay que precipitarse por las ganas de comprar rápido porque eso puede llevar a errores”, añade Ochoa.

 

Si tenemos que compartir bici con medios de transporte o dejarla en edificios, la mejor opción sería una bici plegable porque se pueden llevar como equipaje de mano en tren, metro y autobús y es fácil guardarla en la oficina. Si la velocidad de desplazamiento es un aspecto importante o la tengo que usar con ropa de calle y no tengo la opción de ducharme o asearme cuando llego al destino, la bici de pedaleo asistido sería la elección adecuada.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cuando siempre nos quedará París… reinventada

Por Ferran Martínez-Aira

Cuando se vaya el tiranovirus siempre nos quedará una París… reinventada. Al gorjeo de las palomas, se suma el canturreo de gorriones, ruiseñores y otras especies hasta ahora silenciadas por el trajín ineludible de la capital francesa. El pasado 17 de marzo la ciudad de la luz echó el cierre. El transporte público fue reducido al mínimo necesario, las ‘boutiques’ y los centros comerciales bajaron las persianas hasta nuevo aviso. Al mismo tiempo, 600.000 personas, es decir, un cuarto de su población, huyeron de la capital hacia las zonas rurales. Desde entonces, una nueva fauna se ha ido apropiando poco a poco de los jardines desiertos, las calzadas vacías, los balcones abandonados, y los patios interiores nada frecuentados.

La crisis sanitaria desatada por el covid-19 se esboza como un golpe fatal para una ciudad vapuleada: los atentados del 13 de noviembre del 2015;  las manifestaciones y revueltas protagonizadas por los chalecos amarillos que marcaron la agenda política y social a lo largo del 2019; el trágico incendio que destruyó la cubierta de Notre-Dame; sin olvidar la ola de calor que con 45.9 grados superó el récord histórico de la ciudad el pasado mes de junio; ni la reciente huelga del transporte público contra la reforma de las pensiones, el paro más largo desde 1986; engrosan la lista de nefastos sucesos que, a lo largo del último lustro, han ido desfigurando el ícono parisino y minando la moral de sus habitantes.

En la antesala del inicio del desconfinamiento, el pasado sábado, París amaneció bajo un tímido sol, a media tarde los termómetros alcanzan los 22 grados, sin embargo, “es como un día de lluvia en pleno invierno”, suspira una joven heladera que atiende entusiasmada a sus raros clientes en pleno barrio latino, epicentro turístico.

“Decidimos cerrar el pasado 17 de marzo, cuando el Gobierno decretó el confinamiento, y no hemos abierto hasta este mismo viernes. En un día como hoy, tendríamos una larga cola de clientes: turistas, vecinos… Pero hay que aceptar que vivimos una nueva realidad. No sabemos ni cómo, ni cuándo, volveremos a la normalidad, ¡si volvemos, claro!”, exclama la ministra de turismo gala, mientras busca con la mirada a potenciales clientes, una ardua tarea en una avenida casi desierta.

Desde el pasado lunes,  bajo la insignia de “zona roja”, distintivo que establece un desconfinamiento especialmente estricto al considerar que el virus todavía circula libremente, los parisinos están llamados a iniciar la desescalada. Comercios, guarderías y colegios han reabierto sus puertas bajo una condiciones específicas; los ciudadanos pueden desplazarse sin justificación alguna y reunirse, tanto en público como en privado, siempre que no se supere un máximo de 10 personas; el metro retorna al 75% de su actividad, si bien en las horas punta –entre las 6:30 y 9:30 horas, y entre las 16:00 y las 19:00 horas- solo pueden acceder aquellos que justifiquen un desplazamiento por motivo “imperioso” y  es obligatorio el uso de mascarillas para acceder a cualquier forma de transporte público.

A fecha hoy 13 de mayo, según los datos de Open Stats Coronavirus, el número de víctimas mortales desde el inicio de la pandemia en la región Île-de-France asciende a 6.451, 1.575 de entre ellas habrían fallecido en París. Actualmente, la víspera de la desescalada, más de 1.800 personas continúan ingresadas en un hospital de la capital, según las cifras de las autoridades locales. En este contexto, y ante la posibilidad de un repunte en el número de contagios, “a partir de ahora en la región de Île-de-France, hay que llevar mascarillas en el espacio público”, insistió, el pasado domingo, Valérie Pécresse, presidenta de la región.

 

“Esperemos que la gente se conciencie rápidamente de lo importante que es llevar la mascarilla y respetar el distanciamiento social. Todavía no hemos empezado y yo ya ando preocupado, tengo la impresión de que muchos se toman las medidas a la ligera, como si París pudiese volver a la normalidad mañana mismo”, dice preocupado un bodeguero parisino que, hasta ahora, ha sobrellevado el confinamiento con una buena noticia: sus ventas se han multiplicado en los dos últimos meses. “Al final, lo que nos queda es una buena comida y una buena botella de vino, y eso nos los podemos permitir mientras estamos tranquilamente encerrados en nuestra casa. ¡A un francés, sobre todo, no le quites un buen vino!”, añade señalando la puerta de su pequeño establecimiento donde tres personas hacen cola para evitar amontonarse en su interior. Aquí la distancia mínima se exige y se respeta. Tengo la impresión de que muchos se toman las medidas a la ligera, como si París pudiese volver a la normalidad mañana mismo”, tercia Valérie.

Gracias a las panaderías que se han mantenido en pie de guerra durante los dos últimos meses, los ‘croissants’ y ‘pains au chocolat’ continúan marcando el olor de la ciudad a primera hora de la mañana. Pero es imposible disfrutarlos en una terraza bajo el sol de primavera que, ironías del destino, se ha dejado ver más que nunca en el cielo parisino desde el inicio de la crisis sanitaria. Los restaurantes, bares y cafés continuarán cerrados hasta nueva orden. Los jardines y parques, lugares de tentación en esta época del año, donde las reuniones en torno a un picnic –’baguette’ y queso camembert incluidos- se inscriben en el día a día, tampoco reabrirán sus puertas.

Los parisinos se verán privados de actividades esenciales para sobrellevar la soledad que, para muchos, es intrínseca a la ciudad de la luz, conocida por sus precios desorbitados, obligando a muchos a vivir en espacios muy pequeños o poco luminosos. Esta realidad podría explicar porqué el 25% de los habitantes de París abandonaron la ciudad al inicio del confinamiento: muchos extranjeros y originarios de otras provincias optaron por volver a sus hogares; el 11% de los parisinos, aquellos con más recursos económicos, decidieron viajar a sus segundas viviendas para confinarse en mejores condiciones, según las cifras del Insee.

“Un París desierto y entumecido… Cómo un mes de encierro cambió el rostro de la capital”, con este titular el diario Le Monde resumía, el 17 de abril, cómo el confinamiento ha ido apolillando la ciudad. Sirva como ejemplo: entre el 30 de marzo y el 5 de abril, los residuos locales se redujeron un 32% en comparación con la colecta habitual y el consumo eléctrico descendió un 34%; 25.400 restaurantes cerraron; 9 de cada 10 hoteles cesaron su actividad; y el 72% de los comercios tuvo que echar el cierre.

Siempre nos quedará una París… reinventada

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Turismo rural, intercambio de casas y autocaravanas son para el verano

Por Ferran Martínez-Aira

Aleluya, aleluya: Aumentan las reservas en el turismo rural, uno de los pocos beneficiados en la era post tiranovirus. La facilidad de acceso a estos destinos, a los que se puede llegar en coche propio, está jugando una baza importante para planificar nuestras inminentes vacaciones. La gran oferta de alojamientos rurales en nuestra geografía nos permite optar entre una gran diversidad. Este verano nuestro hotel será un casita en la naturaleza.

Además sin esperar a que finalice el plan de desconfinamiento del Gobierno para una escapada. En la fase 1, que en la mayoría de comunidades autónomas empieza hoy, se autoriza la apertura de estos  establecimientos turísticos. Sin embargo, mientras que en este periodo la movilidad se reduce al ámbito provincial, superada la tercera fase, los viajeros podrán desplazarse librementepor todo el país.

El turismo colaborativo será otra de las apuestas de la “nueva normalidad”. El alquiler vacacional y el intercambio de casas, dos modelos que han experimentado un importante crecimiento en los últimos años, se perfilan como dos alternativas en este futuro inmediato, en el que, además de los aspectos sanitarios, el presupuesto será fundamental.

Existen algunas plataformas de intercambio como HomeExchange o Love Home Swap, que pueden ser una salida interesante a esta crisis, sobre todo para las familias. La privacidad y el ahorro son claves a la hora de optar por una fórmula con muchas posibilidades. España, tras Francia, es el segundo país del mundo con más usuarios adeptos a este modelo.

Autopistas y carreteras se verán invadidas por autocaravanas. El caravaning ofrece gran autonomía y libertad de movimientos, horarios y rutas, pero, por encima de todo, garantiza unas condiciones de seguridad e higiene frente al virus superiores a los de otras opciones, lo que hace previsible que se imponga la casa a cuestas.

La manipulación y el acceso a comida, ropa, menaje u otros utensilios utilizados a bordo se ciñen a los ocupantes, y las instalaciones del habitáculo -ducha, retrete o fregadero-evitan el uso de los baños públicos.

Para conducir una autocaravana de hasta 3.500 kilos de peso basta con el permiso B, y los precios se sitúan entre los 100 y 200 euros diarios, dependiendo el modelo, a los que hay que añadir 600 de fianza.

El glamping o vivir colgado en una casa encima de los árboles, disponiendo además de todo tipo de servicios en medio de un bosque, junto al mar o en lo alto de una colina con espectaculares vistas, se perfila como otra de las opciones vacacionales para este verano.

¡Ay mis queridos cruceristas!, uno de los sectores turísticos más golpeados por la crisis sanitaria -su recuperación no llegará posiblemente hasta 2021-, pero si sois aventureros os propongo una alternativa menos glamurosa para seguir disfrutando en alta mar: Alquiler de veleros. Mi propuesta podría ser la sorpresa durante este verano que no veremos ningún transatlántico contaminar nuestros puertos.  Además, el nulo riesgo de infecciones exteriores incrementará la demanda de los barcos de vela o a motor, con o sin patrón y a precios más asequibles de lo que os podeís imaginar.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Eternamente agradecido: Nos ha dejado mi madre aragonesa

Por Fernando Martínez

El histórico Mercado Central de Zaragoza y todos los que hemos tenido el privilegio de conocerla, en mi caso desde hace 47 años, despediremos mañana 9 de mayo a Palmira Molinos. Las circunstancias de la pandemia me impiden acompañar físicamente a mi familia aragonesa para darle mi último adiós a Palmira. Madre, abuela, bisabuela. Mujer ejemplar, que en los años sesenta y setenta regentaba su tienda de utensilios en el Mercado Central, con la ayuda de su padre Francisco Molinos. Sacrificios imborrables para que mi amigo Chema, huérfano de padre con tres añitos, cursara estudios de Derecho y Periodismo.

Quedan en el recuerdo largas sobremesas en la calle Conde Aranda. Colonia en el recibidor, brasero en la salita y generosa mesa, alegrada con el vino de la tierra y con los abuelos aportando la sabiduría de los años vividos. Conserva mi memoria las Fiestas del Pilar de aquel 1977, acompañado por mi madre María y mi novia Mercedes. Los tres espléndidamente agasajados por una familia zaragozana de la que sigo presumiendo hoy.

No se borra tampoco de mi mente, la elegancia de Palmira en la boda de Chema y Melita en el Gran Hotel o su cara de felicidad paseando a su nieto Jorge en la playa de Calafell, empujando el cochecito entre la fina arena. Afortunadamente, he podido compartir muchas más alegrías en Vía Hispanidad con la familia al completo. Sí con mi familia aragonesa.

Cada 5 de mayo, Palmira me felicitaba puntualmente mi aniversario. Justo un mes antes del suyo. El próximo 5 de junio, como todos los 5 de junio que tenga la suerte de vivir, siempre estará presente en mi ser la madre aragonesa que me adoptó hace 47 años.

A Palmira. Eternamente agradecido por formar parte de los tuyos

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Hosteleros piden al Gobierno un marco normativo claro y sensato

Por Ferran Martínez-Aira

Los hosteleros advierten al Gobierno que la reapertura de negocios es inviable si esta no se acompaña de un “marco normativo claro y sensato” sobre alquileres, movilidad y ERTE
Unos 1.000 grupos de hostelería, entre restaurantes, cadenas de restauración con locales
repartidos por todo el país, incluyendo grandes referentes de Barcelona y Madrid (ver listado completo al final de la nota), han suscrito un comunicado en el que avisan al Gobierno español que la reapertura de los locales de negocio es inviable si esta no se acompaña de un marco normativo “claro y sensato” que aborde los temas pendientes en materia de alquileres, movilidad y ERTE.

Los hosteleros consideran que, antes de retomar su actividad, el Ejecutivo debe regular la figura jurídica de la cláusula “rebus sic stantibus” en el Código Civil para que, de esta forma, se fomente la cultura de la negociación contractual de los alquileres; tiene que aclarar con inmediatez cómo se articulará la flexibilización de los ERTE, y ha de eliminar las franjas horarias de restricción de la movilidad al mismo tiempo que permite las reaperturas de los restaurantes. “Quedemos dejar bien claro que nuestra intención es retomar la actividad y fomentar la reactivación de la economía, pero, para ello, consideramos como algo innegociable que, con carácter previo, el Gobierno se pronuncie acerca del derecho contractual a la renegociación y que este debe basarse en la cláusula “rebus sic stantibus”, cuya base jurídica ha sido expuesta en las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de 30 de junio y 15 de octubre de 2014”, advierte el promotor de la iniciativa y propietario de B-ONE Palau de Mar Espai Gastronòmic, Andrea Funari.

Según los hosteleros, la regulación de esta cláusula tanto en el Código Civil como por decreto supondrá poder evitar la intervención masiva del Estado en materia contractual y contribuirá a erradicar la inseguridad jurídica que podría generarse si la regulación quedara a merced de los órganos jurisdiccionales. Defienden que todo lo anterior favorece tanto al arrendatario como al arrendador, ya que, por una parte, se asegura que el empresario pueda retomar su actividad y, por la otra, se garantiza que el tenedor del local podrá seguir cobrando las rentas en las debidas proporciones. Además, señalan que los beneficios que surjan de dicha regulación también tendrán un impacto positivo en otras relaciones jurídicas al margen del alquiler directo al sector. Estas medidas podrían tener carácter tributario, como la reducción del IVA o la supresión de cuotas, o podrían revestir la forma de subsidio, como ayudas directas al pago de alquileres. “En una última instancia, exigimos que todas las medidas que se adopten contribuyan a la reactivación económica y a evitar la destrucción del tejido productivo”, explica Funari.

Además, el comunicado recuerda la necesidad de que el Gobierno garantice la posibilidad de continuar en las condiciones que prevé la figura jurídica del “Expediente de Regulación
Temporal de Empleo por fuerza mayor” hasta que el que el sector de la restauración dé señales de recuperación en el corto y medio plazo.

Por último, los hosteleros consideran conveniente que el Gobierno se pronuncie sobre los
diferentes puntos que han generado inseguridad entre los afectados por lo dispuesto en la
publicación del BOE de 3 de mayo. Concretamente, piden:
1. Aclarar quién será el responsable de formar a los empleados para asegurar el
cumplimiento de los protocolos sanitarios y que se indique qué tipo de formación será
considerada como adecuada o suficiente.
2. Rectificar, a través de parámetros razonables, las medidas de distanciamiento social que
proponen una separación de 2 metros entre camarero y cliente, y entre mesas.
Consideran que, si vuelven a abrir, han de poder hacerlo porque se cumplen las
condiciones objetivas de seguridad sanitaria que les permitan incorporarse con
normalidad. “Nos negamos a ser objeto de experimentos sociológicos cuya eficacia no
está demostrada y cuya ejecución es prácticamente imposible”, advierte Funari.
3. Asegurar que la reapertura de los locales de negocio coincida con la plena recuperación
de la movilidad por parte de los ciudadanos, sin franjas horarias.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario